Martes, 10 Octubre 2017 20:40

El falso conflicto

Una de las críticas más severas al ejercicio de la política en los pueblos como el nuestro es la tendencia al falso conflicto, es decir, a atribuir carácter nacional y universal a cuestiones que atañen a esferas menores o a intereses identificados en la arena nacional.

El tema de las primarias es un asunto importante en la vida de los partidos, pero no para impedir la aprobación de un texto legal que ordenaría la vida partidaria. Las objeciones, por tanto, hay que buscarlas en los que se oponen a ese objetivo. El conflicto no es por las primarias, sino por evitar someterse a una ley que modificaría las tradicionales reglas de juego.

Todos los partidos están contestes en que el sistema de primarias, abiertas o no, no pueden aplicarse a todos. En consecuencia, la ley tiene que admitir otras figuras que faciliten a los partidos pequeños aprobar sus candidaturas. Ese solo argumento desmonta el conflicto sobre las primarias.

Existen otros de carácter económico, legal y de filiación partidaria que pueden discutirse, pero lo que está claro es que el problema no son las primarias.

Dejen eso y aprueben la ley.

 


Somos un medio de información apegado a los mejores intereses de la comunicación veraz, objetiva y plural, abierto a todos los sectores de la vida nacional.

Administrado por ADMedios Publicitarios SRL
Calle Josefa Perdomo No. 107, Gascue, Distrito Nacional, Santo Domingo. 
Teléfono (809) 793-6470
Correo: purohigueyano@gmail.com